Diferencia entre jugar tenis en hierba y en tierra: claves y consejos

Valorar

El tenis es un deporte que se puede practicar en diferentes superficies, siendo las más comunes la hierba y la tierra batida. Cada superficie tiene sus propias características y requiere diferentes habilidades y estrategias por parte de los jugadores. Por lo tanto, es importante conocer las diferencias entre jugar tenis en hierba y en tierra para poder adaptar nuestro juego y tener un mejor desempeño en cada tipo de superficie.

Analizaremos las principales diferencias entre jugar tenis en hierba y en tierra, desde la velocidad de la pelota hasta el tipo de bote que se produce. También daremos algunos consejos y recomendaciones para mejorar nuestro juego en cada superficie, teniendo en cuenta las particularidades de cada una. ¡Sigue leyendo para convertirte en un experto en tenis y dominar cualquier tipo de cancha!

Índice
  1. La hierba ofrece una superficie más rápida y deslizante, lo que requiere un juego más agresivo y de saques potentes
  2. La tierra batida es más lenta y permite un juego más táctico, basado en la paciencia y la construcción de puntos
  3. En hierba, es importante tener un buen control del deslizamiento y adaptarse al rebote bajo y rápido de la pelota
  4. En tierra, se necesita tener una buena resistencia física para aguantar los puntos largos y deslizarse adecuadamente
  5. En hierba, los jugadores deben estar preparados para una mayor variabilidad en los botes de la pelota
  6. En tierra, se deben dominar los golpes con efecto y las dejadas, ya que el bote es más lento y predecible
  7. Para jugar en hierba, es recomendable usar zapatillas con suelas más adherentes y menos deslizantes
  8. Para jugar en tierra, se recomienda usar zapatillas con suelas con mayor agarre y capacidad de deslizamiento
  9. La elección de la raqueta también puede influir en el juego, optando por una más ligera en hierba y una más pesada en tierra
  10. En ambos casos, es importante adaptar el juego a las condiciones de la superficie y realizar un buen calentamiento previo
  11. Preguntas frecuentes

La hierba ofrece una superficie más rápida y deslizante, lo que requiere un juego más agresivo y de saques potentes

La superficie de hierba es conocida por ser la más rápida de todas las superficies en las que se puede jugar al tenis. Esto se debe principalmente a la baja altura de la hierba y a su naturaleza resbaladiza. A diferencia de la tierra batida, que es una superficie más lenta y con mayor agarre, la hierba permite que la pelota se deslice rápidamente y que los jugadores se muevan con mayor facilidad.

Esta característica hace que el juego en hierba sea muy diferente al juego en tierra. En la hierba, los puntos suelen ser más cortos y rápidos, lo que significa que los jugadores tienen que ser más agresivos y buscar finalizar los puntos rápidamente. Los saques potentes y precisos son una herramienta muy importante en este tipo de superficie, ya que un buen saque puede poner al receptor en una posición muy incómoda desde el principio del punto.

Además, el rebote de la pelota en hierba es más bajo y menos predecible que en tierra batida. Esto hace que sea más difícil para los jugadores acostumbrarse a la superficie y adaptar su juego. La hierba también tiende a favorecer a los jugadores que tienen un juego de red más agresivo, ya que la pelota tiende a deslizarse y dificulta la respuesta del rival.

Consejos para jugar en hierba

  • Adapta tu juego: Es importante ajustar tu estilo de juego a las características de la hierba. Intenta ser más agresivo y buscar finalizar los puntos rápidamente.
  • Trabaja en tu saque: Un buen saque puede marcar la diferencia en la hierba. Practica tus saques potentes y precisos para aprovechar al máximo esta superficie.
  • Muévete rápido: La hierba permite un deslizamiento más fácil, así que aprovecha esto y muévete rápidamente por la pista para alcanzar las bolas.
  • Juega más cerca de la red: La naturaleza resbaladiza de la hierba favorece el juego de red, así que intenta acercarte a la red y aprovechar las oportunidades de voleas y remates.
  • Practica la adaptación: Si tienes la oportunidad, intenta practicar en una pista de hierba antes de un torneo o partido importante. Esto te ayudará a acostumbrarte a la superficie y a ajustar tu juego.

Jugar al tenis en hierba es una experiencia única y requiere de un juego más agresivo y de saques potentes. Adaptar tu juego, trabajar en tu saque y aprovechar las características de la hierba son claves importantes para tener éxito en esta superficie.

La tierra batida es más lenta y permite un juego más táctico, basado en la paciencia y la construcción de puntos

La tierra batida es una superficie muy común en los torneos de tenis, especialmente en Europa y América Latina. A diferencia de la hierba, la tierra batida ofrece un juego más lento y permite desarrollar un estilo de juego más táctico.

Una de las principales características de la tierra batida es su capacidad de absorción, lo que hace que la pelota rebote más lento y alto en comparación con la hierba. Esto implica que los jugadores tienen más tiempo para reaccionar y planificar sus golpes.

En la tierra batida, los puntos suelen ser más largos y requieren de mayor paciencia y resistencia física. Los jugadores deben ser capaces de construir los puntos de manera estratégica, buscando abrir ángulos y desgastar a sus oponentes. La consistencia y la capacidad de defenderse son fundamentales en este tipo de superficie.

Otra característica importante de la tierra batida es su capacidad de ralentizar los servicios. Los jugadores no pueden confiar tanto en su saque como en la hierba, ya que la pelota no rebota tan rápido ni tan bajo. Por lo tanto, los jugadores deben desarrollar un buen juego de devolución y estar preparados para jugar puntos largos desde el fondo de la pista.

En cuanto al deslizamiento, la tierra batida permite a los jugadores deslizarse y recuperar bolas difíciles. Esto añade un elemento de espectacularidad al juego y puede ser una ventaja para aquellos jugadores que se sienten cómodos deslizándose.

La tierra batida ofrece un juego más lento y táctico, donde la paciencia, la construcción de puntos y la resistencia física son clave. Los jugadores deben adaptar su estilo de juego y desarrollar estrategias para aprovechar las características de esta superficie.

En hierba, es importante tener un buen control del deslizamiento y adaptarse al rebote bajo y rápido de la pelota

La superficie de hierba es una de las más antiguas en el tenis y presenta características particulares que la diferencian de otras superficies como la tierra batida o el cemento. Jugar en hierba requiere de un conjunto de habilidades y estrategias específicas para adaptarse a las condiciones de juego.

Una de las principales diferencias entre jugar en hierba y en tierra es el tipo de deslizamiento que se produce. En hierba, los jugadores tienden a deslizarse menos debido a la menor fricción que ofrece esta superficie. Por lo tanto, es importante tener un buen control del deslizamiento y ser capaz de ajustar los movimientos para evitar resbalones innecesarios.

Otra característica distintiva de jugar en hierba es el rebote bajo y rápido de la pelota. La superficie de hierba es más resbaladiza y menos absorbente que otras superficies, lo que provoca que la pelota tenga un rebote más bajo y rápido. Esto implica que los jugadores deben adaptarse a este tipo de rebote y anticiparse a la trayectoria de la pelota para poder golpearla correctamente.

Para tener éxito en hierba, es fundamental desarrollar un juego más agresivo y de mayor precisión. Los golpes planos y cortos suelen ser más efectivos en esta superficie, ya que permiten controlar mejor la pelota y aprovechar el rebote bajo. Además, el juego de red y los golpes de volea son más frecuentes en hierba, ya que es más difícil para el jugador defensivo controlar el deslizamiento y responder a los golpes rápidos y bajos.

Consejos para jugar en hierba:

  1. Adaptarse al deslizamiento: Practicar movimientos de deslizamiento controlado y ajustar la técnica de acuerdo a la menor fricción de la hierba.
  2. Anticiparse al rebote: Estar atento al rebote bajo y rápido de la pelota y anticipar su trayectoria para posicionarse adecuadamente.
  3. Golpes planos y cortos: Utilizar golpes planos y cortos para tener mayor control sobre la pelota y aprovechar el rebote bajo.
  4. Juego de red: Practicar los golpes de volea y el juego de red, ya que son más efectivos en hierba.
  5. Agresividad y precisión: Desarrollar un juego más agresivo y de mayor precisión para aprovechar las características de la hierba.

Jugar en hierba requiere de adaptación y habilidades específicas para poder enfrentar las condiciones únicas de esta superficie. Siguiendo estos consejos y practicando de manera constante, se podrá mejorar el rendimiento y disfrutar al máximo del tenis en hierba.

En tierra, se necesita tener una buena resistencia física para aguantar los puntos largos y deslizarse adecuadamente

La superficie de tierra batida es una de las más comunes y populares en el tenis. Jugar en tierra tiene sus propias características y requiere habilidades específicas para poder tener éxito en esta superficie.

En primer lugar, es importante tener una buena resistencia física. Los puntos en tierra suelen ser más largos y requieren de una gran capacidad de aguante. La tierra batida es una superficie que no permite un juego rápido y exige movimientos laterales constantes, lo cual puede ser muy agotador si no se tiene una buena condición física.

Otra habilidad importante en tierra es la capacidad de deslizarse adecuadamente. A diferencia de otras superficies, como la hierba o el cemento, la tierra batida es más resbaladiza y permite el deslizamiento. Esto es especialmente útil para alcanzar bolas difíciles y para cambiar rápidamente de dirección durante el juego.

Además, en tierra es crucial tener una buena técnica de golpeo. La superficie de tierra batida hace que la pelota tenga un bote más lento y alto, por lo que es necesario ajustar la técnica para poder controlar los golpes y generar potencia. La consistencia en los golpes de fondo y la capacidad de realizar tiros con efecto son fundamentales en esta superficie.

Jugar en tierra requiere tener una buena resistencia física para aguantar los puntos largos y deslizarse adecuadamente. Además, es importante tener una buena técnica de golpeo para poder controlar los golpes y adaptarse al bote lento y alto de la pelota en esta superficie.

En hierba, los jugadores deben estar preparados para una mayor variabilidad en los botes de la pelota

Al jugar tenis en hierba, los jugadores deben estar preparados para enfrentarse a una superficie que presenta una mayor variabilidad en los botes de la pelota. Esto se debe a que la hierba es una superficie natural y su textura puede cambiar con el clima y el desgaste por el juego.

Las hierbas más comunes utilizadas en las canchas de tenis son el pasto inglés y el Bermuda. Ambas ofrecen una superficie rápida y resbaladiza, lo que hace que los botes de la pelota sean más impredecibles. Por lo tanto, los jugadores deben adaptar su juego y estar preparados para reaccionar rápidamente a los cambios en la trayectoria de la pelota.

Una de las claves para jugar tenis en hierba es estar preparado para moverse de manera ágil y tener una buena técnica de deslizamiento. La superficie resbaladiza puede hacer que sea difícil mantener el equilibrio y cambiar de dirección rápidamente. Por lo tanto, es importante tener una base sólida y utilizar movimientos cortos y rápidos para evitar resbalones y caídas.

Otra diferencia importante al jugar en hierba es el rebote bajo de la pelota. Debido a la naturaleza resbaladiza de la superficie, la pelota tiende a deslizarse más cerca del suelo y a no rebotar tan alto como en otras superficies como la tierra batida. Esto puede ser una ventaja para los jugadores que tienen un juego más agresivo y buscan generar golpes ganadores desde la línea de base.

Sin embargo, también puede ser un desafío para aquellos jugadores que dependen más de golpes con efecto y que buscan generar topspin en sus golpes. En hierba, el efecto tiende a ser menos pronunciado y la pelota puede resbalar en lugar de morder la superficie. Por lo tanto, es importante ajustar la técnica y adaptar el juego para obtener el máximo rendimiento en esta superficie.

Consejos para jugar tenis en hierba

  • Utilizar zapatillas con suela especial para hierba: Esto proporcionará una mejor tracción y ayudará a evitar resbalones en la superficie resbaladiza.
  • Adaptar la técnica de deslizamiento: Aprender a deslizarse de manera controlada y rápida ayudará a mantener el equilibrio y cambiar de dirección en hierba.
  • Ajustar la altura de los golpes: Al jugar en hierba, es importante golpear la pelota un poco más baja para aprovechar el rebote bajo de la superficie.
  • Practicar golpes planos y de volea: En hierba, los golpes planos y de volea suelen ser más efectivos debido a la rapidez de la superficie.
  • Adaptar las estrategias de juego: Es importante ajustar las estrategias de juego para aprovechar las características de la hierba, como la velocidad y el rebote bajo.

Jugar tenis en hierba requiere de adaptación y ajustes en la técnica y estrategia. Los jugadores deben estar preparados para la variabilidad en los botes de la pelota, el rebote bajo y la superficie resbaladiza. Siguiendo estos consejos, podrán aprovechar al máximo las características de la hierba y mejorar su rendimiento en esta superficie única.

En tierra, se deben dominar los golpes con efecto y las dejadas, ya que el bote es más lento y predecible

Cuando se juega tenis en tierra, es importante tener en cuenta que el bote de la pelota es más lento y predecible en comparación con la hierba. Esto significa que los jugadores deben dominar los golpes con efecto y las dejadas para aprovechar al máximo las características de esta superficie.

El efecto es especialmente útil en tierra, ya que permite controlar la trayectoria de la pelota y dificultar la respuesta del oponente. Los golpes con topspin, que generan un efecto de rotación hacia abajo en la pelota, son especialmente efectivos en este tipo de superficie. Además, los jugadores también pueden utilizar el slice, un golpe con efecto hacia atrás, para sorprender al oponente y cambiar la dirección de la pelota.

Además de los golpes con efecto, las dejadas también son una herramienta importante en la tierra. Debido al bote más lento de la pelota, realizar una dejada efectiva puede ser una excelente estrategia para desestabilizar al oponente. Una dejada bien ejecutada puede obligar al oponente a correr hacia la red y dificultar su respuesta, lo que brinda al jugador una oportunidad de tomar el control del punto.

Jugar tenis en tierra requiere dominar los golpes con efecto y las dejadas. Estas habilidades permiten aprovechar al máximo las características de esta superficie, controlar la trayectoria de la pelota y desestabilizar al oponente. Practicar estos golpes y desarrollar una buena técnica en tierra puede marcar la diferencia en el rendimiento de un jugador en este tipo de superficie.

Para jugar en hierba, es recomendable usar zapatillas con suelas más adherentes y menos deslizantes

La superficie en la que se juega al tenis puede tener un gran impacto en el juego y en la estrategia que se debe seguir. Dos de las superficies más populares son la hierba y la tierra batida. Cada una de ellas tiene características específicas que influyen en la forma en que se debe jugar y adaptarse al terreno.

Jugar en hierba

La hierba es una superficie rápida y resbaladiza, lo que la hace ideal para el juego de saque y volea. Sin embargo, también puede ser complicada de jugar debido a su irregularidad y la forma en que la bola puede rebotar impredeciblemente.

  • Las zapatillas con suelas más adherentes y menos deslizantes son recomendables para jugar en hierba.
  • La técnica de deslizamiento es menos utilizada en hierba debido a su resbalosidad.
  • El saque y volea es una táctica común en hierba debido a la rapidez del terreno.

Jugar en hierba requiere de una adaptación rápida y una mayor capacidad de reacción debido a la velocidad del juego. La pelota tiende a deslizarse más en este tipo de superficie, por lo que es importante ser ágil y estar preparado para cambios de dirección repentinos.

Jugar en tierra batida

La tierra batida es una superficie más lenta y de mayor agarre en comparación con la hierba. Esto permite que la pelota rebote más alto y más lento, lo que brinda más tiempo para reaccionar.

  1. Las zapatillas con suelas específicas para tierra batida son recomendables para evitar resbalones y deslizamientos.
  2. La técnica de deslizamiento es muy utilizada en tierra batida para alcanzar bolas más lejanas.
  3. El juego de fondo de pista es más común en tierra batida debido a la mayor lentitud del terreno.

El juego en tierra batida requiere de una mayor resistencia física, ya que los puntos tienden a ser más largos debido a la capacidad de la superficie para absorber la velocidad de la pelota. Además, el deslizamiento es una técnica muy utilizada en tierra batida, ya que permite alcanzar bolas más lejanas y desplazarse de forma más eficiente por la pista.

La elección de la superficie de juego puede influir significativamente en el estilo de juego y en la estrategia que se debe seguir. Tanto la hierba como la tierra batida tienen características únicas que deben ser tenidas en cuenta a la hora de jugar al tenis. Adaptarse a cada superficie y utilizar el calzado adecuado son claves para optimizar el rendimiento y evitar lesiones.

Para jugar en tierra, se recomienda usar zapatillas con suelas con mayor agarre y capacidad de deslizamiento

Al jugar tenis en tierra, es importante tomar en cuenta ciertas consideraciones que nos ayudarán a adaptarnos a este tipo de superficie. Una de las claves para tener un buen desempeño en la tierra es el calzado adecuado.

Se recomienda utilizar zapatillas con suelas diseñadas especialmente para jugar en tierra. Estas suelas suelen tener mayor agarre y capacidad de deslizamiento, lo que nos permitirá movernos de manera más eficiente en la cancha.

El agarre adicional de las suelas nos ayudará a tener una mejor tracción al correr y realizar cambios rápidos de dirección. Esto es especialmente importante en la tierra, ya que al ser una superficie más resbaladiza, es más fácil perder el equilibrio y sufrir una lesión.

Por otro lado, la capacidad de deslizamiento de las suelas nos permitirá realizar movimientos más suaves y controlados al deslizarnos sobre la tierra. Esto puede ser útil para llegar rápidamente a bolas difíciles o para ejecutar golpes con mayor precisión.

Es importante asegurarse de que las zapatillas estén en buen estado y tengan un ajuste adecuado. Un calzado desgastado o mal ajustado puede comprometer nuestra estabilidad y rendimiento en la cancha.

Al jugar tenis en tierra, es recomendable utilizar zapatillas con suelas diseñadas para este tipo de superficie. Estas suelas nos proporcionarán mayor agarre y capacidad de deslizamiento, lo que nos permitirá desplazarnos de manera más eficiente y reducir el riesgo de lesiones.

La elección de la raqueta también puede influir en el juego, optando por una más ligera en hierba y una más pesada en tierra

La elección de la raqueta es un factor importante a tener en cuenta a la hora de jugar al tenis en diferentes superficies como hierba y tierra. Dependiendo de la superficie en la que nos encontremos, es recomendable utilizar una raqueta más ligera o más pesada para adaptarnos mejor al juego.

En el caso de jugar en hierba, es preferible utilizar una raqueta más ligera. Esto se debe a que la hierba es una superficie más rápida, lo que significa que la pelota tiende a deslizarse y rebotar más rápido. Con una raqueta más ligera, el jugador puede moverse con mayor agilidad y reaccionar más rápidamente a los rápidos cambios de dirección de la pelota.

Por otro lado, cuando se juega en tierra, es aconsejable utilizar una raqueta más pesada. La tierra es una superficie más lenta, lo que significa que la pelota rebota más alto y se mueve más lentamente. Con una raqueta más pesada, el jugador puede generar más potencia en sus golpes y controlar mejor la dirección y el efecto de la pelota.

Además de la elección de la raqueta, es importante tener en cuenta otros aspectos técnicos y tácticos al jugar en diferentes superficies. En hierba, es necesario adaptar el estilo de juego para aprovechar las características de la superficie, como jugar más cerca de la red y utilizar golpes más cortos y rápidos. En tierra, en cambio, se suele jugar más desde el fondo de la pista y utilizar golpes más largos y con mayor efecto.

La elección de la raqueta puede ser determinante en el rendimiento de un jugador de tenis en diferentes superficies. Optar por una raqueta más ligera en hierba y una más pesada en tierra puede ayudar a adaptarse mejor al juego y obtener mejores resultados.

En ambos casos, es importante adaptar el juego a las condiciones de la superficie y realizar un buen calentamiento previo

La elección de la superficie de juego en el tenis puede marcar una gran diferencia en la forma en que se juega el partido y en las estrategias que se deben implementar. Dos de las superficies más comunes son la hierba y la tierra batida, cada una con sus propias características y desafíos.

La hierba: velocidad y deslizamiento

Jugar tenis en hierba es sinónimo de velocidad y deslizamiento. La superficie de hierba es muy rápida, lo que significa que la pelota tiende a rebotar más bajo y a deslizarse más rápidamente por el suelo. Esto puede dificultar la anticipación y la respuesta del jugador, ya que el tiempo de reacción se reduce considerablemente.

Además, el deslizamiento es una característica única de la hierba. Los jugadores pueden deslizarse sobre la superficie para alcanzar pelotas difíciles, lo que les permite llegar a lugares que en otras superficies serían inalcanzables. Sin embargo, esta característica también puede ser un desafío, ya que el deslizamiento puede ser impredecible y hacer que los jugadores pierdan el equilibrio.

La tierra batida: lentitud y bote alto

Por otro lado, jugar tenis en tierra batida implica una superficie más lenta y un bote más alto de la pelota. La tierra batida está compuesta por arcilla, lo que hace que la pelota rebote más alto y más lento. Esto da a los jugadores más tiempo para reaccionar y planificar sus golpes.

Además, la tierra batida permite deslizarse de manera controlada. Los jugadores pueden utilizar el deslizamiento para moverse rápidamente por la pista y alcanzar pelotas difíciles. Sin embargo, a diferencia de la hierba, el deslizamiento en tierra batida es más predecible y controlable.

Consejos para adaptarse a cada superficie

Independientemente de la superficie en la que se juegue, es importante adaptar el juego a las condiciones específicas. Aquí hay algunos consejos para jugar en hierba:

  • Realiza un buen calentamiento para preparar tus músculos para los rápidos movimientos y cambios de dirección.
  • Anticipa el rebote bajo de la pelota y ajusta tu posición en consecuencia.
  • Practica el deslizamiento para aprovechar al máximo esta característica de la hierba.
  • En cuanto a jugar en tierra batida, considera lo siguiente:
  • Posts relacionados
    ¿Cuál es la diferencia entre quiropráctico y osteópata?

    La medicina alternativa está ganando cada vez más popularidad en todo el mundo, y entre las opciones más populares se Leer más

    Las deliciosas diferencias entre el mantecado y el polvorón

    El mundo de la repostería española es vasto y variado, pero hay dos delicias que a menudo causan confusión: el Leer más

    Descubriendo las Diferencias: Lagartos y Salamandras en el Foco de la Naturaleza

    ¿Lagartos o Salamandras? Un vistazo a su Anatomía Las salamandras y los lagartos, a primera vista, pueden parecer similares. Sin Leer más

  1. Haz un calentamiento adecuado para preparar tus músculos para los movimientos más lentos y el bote alto de la pelota.
  2. Adapta tu juego a la mayor cantidad de tiempo de reacción que tienes en esta superficie.
  3. Aprovecha el deslizamiento controlado para moverte rápidamente por la pista y alcanzar pelotas difíciles.

La elección de la superficie de juego en el tenis tiene un impacto significativo en el juego y las estrategias que se deben implementar. Tanto la hierba como la tierra batida ofrecen desafíos únicos, por lo que es importante adaptarse a cada una de ellas y aprovechar al máximo sus características.

Preguntas frecuentes

¿Cuál es la diferencia entre jugar tenis en hierba y en tierra?

La principal diferencia radica en la superficie de juego. La hierba es más rápida y resbaladiza, mientras que la tierra es más lenta y permite mayor agarre.

¿Cuáles son las claves para jugar en hierba?

Es importante adaptar el juego a la velocidad de la hierba, realizar deslizamientos cortos y utilizar golpes más planos.

¿Y en tierra?

En la tierra es crucial tener una buena movilidad lateral, utilizar golpes con mayor efecto y aprovechar el bote alto de la pelota.

¿Algún consejo para jugar en ambas superficies?

La adaptación es clave. Practicar en ambas superficies y ajustar la técnica y estrategia según las características de cada una.

Perfil del autor

Santiago Jimenez
Santiago Jimenez
Santiago Jiménez es un experimentado comunicador audiovisual y realizador multimedia. Licenciado en Comunicación por la UNC y con un posgrado en Producción Audiovisual de la Universidad del Cine, Santiago cuenta con más de 15 años de experiencia en la creación de piezas y contenidos para medios digitales y televisivos.

Originario de la provincia de Córdoba, Santiago demostró una sólida inclinación por la imagen y el lenguaje audiovisual desde sus años de estudio. Tras graduarse, realizó una especialización en cine y televisión que le permitió dominar las técnicas de la comunicación audiovisual.

En su amplia trayectoria profesional se ha desempeñado como camarógrafo, editor, guionista y productor de videos institucionales, comerciales y documentales emitidos por canales de TV y plataformas web. Maneja con creatividad las nuevas tecnologías de posproducción digital.

Apasionado por generar contenidos innovadores, Santiago Jiménez continúa formándose en nuevas tendencias de la comunicación audiovisual para crear piezas originales y efectivas, adaptadas a las demandas de un público multimedia.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Diferencia entre jugar tenis en hierba y en tierra: claves y consejos puedes visitar la categoría Deportes.

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Monserrat Suárez.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento: No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Subir

Para mejorar la experiencia del usuario, utilizamos cookies. Si deseas continuar navegando en nuestro sitio, por favor, selecciona la opción de aceptar. Más información